La espectacular Navidad de la EIM Riveira

Las familias de Riveira siempre se vuelcan con las actividades propuestas, así que con las fiestas…

La Navidad es una época que les encanta a nuestros compis de Riveira, ya que son fechas en las que aprovechan para abrir, aún más si cabe, las puertas del centro a las familias. Así que vamos a aprovechar esta entrada para resumir algunas de las actividades que se llevaron a cabo en la escuela durante esas fechas.

Los renos para casa.

Y vamos a empezar la decoración del cole, porque en realidad es una decoración que corresponde a toda la comunidad del centro educativo, ya que todos los niños y niñas del cole se encargaron de aportar una bola decorada a su gusto reciclando materiales como cartón, arena, plástico, habas… Estas fueron las bolas que se utilizaron para decorar los árboles de Navidad de cada clase.

Como era de esperar teniendo en cuenta que todo el mundo había trabajado para decorar el cole, también se decidió elaborar decoración para casa. Por eso elaboraron unos renos con tubos de cartón con los que decorar los árboles de casa. Cada clase utilizó materiales diferentes para hacer los ojos, los cuernos o la nariz como goma EVA, gomets, pompones, pegatinas… Pero todas las aulas se pusieron de acuerdo para pintar el cartón con témpera y pincel o rodillo.

¡Y las cajas!

Otra de las actividades fue elaborar la caja del Apalpador. En este caso fueron los más peques del cole los que adornaron una caja de zapatos con sus manos para el Apalpador, que para quién no lo sepa, es un personaje mítico de Galicia. Cuenta la leyenda que en Nochebuena y Nochevieja, este viejo y barbudo carbonero que vive en las montañas baja a las aldeas para palpar las barrigas de los niños y niñas del pueblo para ver si las tienen llenas. Si es así, les deja una cajita con un juguete elaborado con material de reciclaje, pero si están vacías les deja un puñadito de castañas para que la llenen.

Y finalmente y como no podía ser de otra forma, el día 20 de diciembre se celebró la fiesta con las familias, en la que cada una debía aportar un dulce típico navideño. Pero como las familias de Riveira son muy generosas y espléndidas sobró bastante comida, así que aprovecharon para compartir esos dulces con Cáritas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.