Cuento: Cati y Tivo conocen a Cartunín y Plastichán

El centro Cativos Restollal, situado en Santiago de Compostela (A Coruña), preparó un cuento -enmarcado dentro del programa de educación medioambiental Voz Natura- con el que se pretende involucrar a los niños/as en el reciclaje y el cuidado del medio ambiente.

A continuación, podéis leer ‘Cati y Tivo conocen a Cartunín y Plastichán’.

CATI y TIVO decidieron emprender la gran aventura del Camino de Santiago.

Con sus mochilas y sus bastones, estos simpáticos peregrinos iban caminando tranquilamente cuando de pronto escucharon a alguien llorar; miraron detrás de un árbol y encontraron a un muñeco de cartón.

-Hola ¿cómo te llamas? Y, ¿por qué lloras? – preguntaron Cati y Tivo.

-Hola, me llamo CARTUNÍN y lloro porque me han dejado aquí tirado en el suelo y ahora no me podré reciclar.

-Bueno, no llores Cartunín. Nosotros te ayudaremos a llegar dónde tengas que ir para que puedas reciclarte – dijo Tivo.

-¿Sí?- dijo Cartunín muy alegre-. Pues veréis, me tenéis que llevar a un contenedor que es mi casa.

-Y, ¿cómo es ese contenedor, Cartunín? – preguntó Cati.

-Pues es azul y cuadrado y allí me recogerán para poder reciclarme y poder convertirme en un bonito libro.

-Allí te llevaremos! – dijeron Cati y Tivo.

Iniciaron su camino a la casa de Cartunín.

-¡Cachis! Casi me caigo – dijo Cati.

-¡Perdona, perdona!- gritó un muñeco de plástico– Sé que este no es mi sitio, pero me han tirado aquí y ahora, además de poder provocar un accidente, no voy a poder reciclarme.

– Y, ¿cuál es tu nombre?- preguntó Tivo.

-Mi nombre es PLASTICHÁN.

-Bueno, Plastichán, mira, llevamos a un amigo a reciclar. Si quieres venir con nosotros y nos indicas cómo es tu casa, podríamos llevarte a ti también – dijo Cati.

-¡Oh! Eso sería estupendo. Veréis, mi casa es amarilla y sé que no está muy lejos de aquí. Yo os podré guiar.

Cati y Tivo se agacharon  a recoger a Plastichán del suelo cuando Catón y Pipo que también estaba haciendo el Camino de Santiago, empezaron a reírse de ellos.

-Mira a Cati y Tivo recogiendo basura del suelo. Los podemos llamar “Los basurillas”!

Cati y Tivo, les explicaron el importante trabajo que estaban haciendo, ya que reciclar ayuda a que el planeta en el que vivimos esté limpio.

-¿Reciclar? ¡Vaya tontería! Da igual que la basura esté tirada en el suelo – dijo Catón.

-De eso nada -dijo Cati- Si todos contaminamos las calles como vosotros y nadie lleva la basura a sus contenedores, el mundo se volverá un sitio sucio, feo y que huele mal, se convertirá en un basurero enorme. ¿Tú quieres vivir en un basurero?

-Pues no, ¡claro que no! – dijo Catón.

-Pues si no quieres que el mundo se vuelva un sitio apestoso y sucio, vas a tener que reciclar, llevar cada cosa a su lugar. Si queréis podéis ayudarnos a reciclar a Cartunín y a Plastichán.

Cati, Tivo, Catón y Pipo llevaron todos juntos al contenedor a Plastichán y a Cartunín. Plastichan al contenedor amarillo y Cartunín al contenedor azul.

Los cuatro peregrinos siguieron su camino reciclando toda aquella basura que no se encontraba en su contenedor. BUEN (Y LIMPIO) CAMINO, AMIGOS !

 

One Response to “Cuento: Cati y Tivo conocen a Cartunín y Plastichán”

  1. Isabel Montero Mendez

    Hola

    Que grandes son nuestros peques…….

    Me encanta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.