Buen Camino Peregrino, en el C.A.I. Pasito a Paso y el P.A.I Mar de Colores

Las escuela C.A.I. Pasito a Paso, Santiago de la Ribera, y P.A.I Mar de Colores, El Mirador (San Javier), en Murcia, se han adentrado en la experiencia del peregrino en su andadura hasta su destino, Santiago de Compostela.

Pero antes de comenzar a explicar el desarrollo de esta actividad, vamos a hablaros de la Asociación Mar Menor de Amigos del Camino de Santiago que establece en su página web, la «Ruta del Mar Menor«, con inicio en Santiago de La Ribera, a orillas del Mar Menor, donde existe un simbólico Km. 0 a los pies de una estatua de Santiago peregrino, a escasos metros de su iglesia parroquial. Esta ruta tiene su «final oficial» en Alpera, ya en la provincia de Albacete, donde enlaza con el Camino de Santiago de la Lana hasta Burgos y allí con el Camino Francés hasta Santiago.

La «Ruta del Mar Menor» se dirige hacia Murcia, pasando por San Javier, Pozo Aledo, Avileses, Sucina, Los Garres, Los Dolores y Murcia, en sólo 2 etapas, desde donde existen tres posibilidades para seguir hacia Santiago de Compostela:

a) La más recta, la más corta y la más utilizada es la que consiste en tomar desde Murcia, la «Ruta del Azahar», que viene desde Cartagena y pasa por Murcia. Desde la Plaza de su Catedral, se puede caminar por esta «Ruta del Azahar» pasando por Molina de Segura, Archena, Cieza, Jumilla, Fuente Álamo y Pétrola, desde donde se puede seguir por el conocido y tradicional Camino de Santiago del Sureste.

b) Desde Murcia también se puede continuar y seguir por esta «Ruta del Mar Menor» hasta Montealegre del Castillo, pasando por Espinardo, La Alcalayna, Los Valientes, El Fenazar, La Hurona, La Garapacha, Jumilla y Montealegre del Castillo, y ya tomar el Camino de Santiago del Sureste, con lo que «se da un poco de vuelta».

c) Finalmente, desde Montealegre del Castillo, todavía se puede continuar por esta «Ruta del Mar Menor» hasta Alpera, que es donde concluye definitivamente esta «Ruta del Mar Menor» y donde se tomaría el «Camino de Santiago de la Lana» hasta Burgos, para ya seguir por el Camino Francés hasta Santiago. «Es la más larga, pero dicen los que la han realizado, que es la más bonita».

Objetivos

Los objetivos esenciales de las actividades realizadas son que los alumnos aprecien y valoren el paisaje artístico y cultural de lugares cercanos a ellos como: El Embarcadero, La Pinada de San Blas, La Parroquia de Santiago Apóstol de Santiago de la Ribera, La Huerta del Mirador, entre otros.

Además, la intención era acercar a los niños de una manera lúdica y atractiva a su entorno más cercano y a que aprendan a respetar el entorno natural en el que viven.

Descripción de la actividad

Basándose en la ruta más cercana a su zona, la ruta del Mar Menor, recrearon el recorrido que un buen peregrino no debe de obviar en su camino por esta zona de la Región de Murcia.

Con toda la ilusión de poder mostrar algunos de los rincones con más encanto de sus pueblos (El Mirador y Santiago de la Ribera), se pusieron manos a la obra para escenificar, lo mejor posible, los lugares por los que el peregrino Santiago Apóstol pasó a lo largo de su camino, por el municipio de El Mirador y Santiago de la Ribera.

En primer lugar, para comenzar esta aventura, necesitaban varios elementos esenciales que un peregrino no debe olvidar. Empezaron elaborando sus propios sombreros de peregrino utilizando cartulina de color marrón, y añadiéndoles el dibujo de una zamburiña que los peques pintaron previamente.

En segundo lugar, necesitaban una buena capa para resguardarse del frío. Para ello, usaron bolsas de basura de color marrón y les añadieron un hilito para que quedara bien sujeta. La decoraron con una cruz de Santiago que los peques pintaron de color rojo.

A continuación, también necesitaban un bastón para que les hiciera un poco más llevadera la caminata. Para crear los bastones usaron por un lado, rollos de cartón que pintaron de color marrón,  seguidamente los unieron entre ellos hasta conseguir la altura deseada de los peques.  Por otro lado, con papel de periódico, fueron enrollando hasta conseguir el largo adecuado para los niños, después forraron con papel continuo  y los niños pintaron de color marrón.

Para darle el toque final a su atuendo, hicieron unos collares de dos formas distintas:

  • Con auténticas zamburiñas, añadiéndoles un cordón para poder sujetarlas al cuello.
  • Y con masa de sal y el molde de una concha  que después colorearon para darle un toque más real.

Y con esto, ya tenían listo nuestro vestuario para emprender la marcha. Parecían auténticos peregrinos. No hay más que mirar qué guapos iban! Este fue el resultado final:

Peregrinaje

En primer lugar, os vamos a mostrar la ruta que los peregrinos del PAI Mar de Colores han realizado. Su punto de partida sería la Parroquia de Santiago de la Ribera, que la seño recreó en un gran mural.

Desde ahí comenzaría su andadura por todos los rincones más bonitos del  Mar Menor. Pegadito a la iglesia se encuentra un paseo marítimo, donde también pudieron apreciar una estatua del peregrino Santiago Apóstol en homenaje a él. Desde allí se pueden apreciar las maravillosas vistas hacia el mar, por ello recrearon su playa. Los peques pintaron con sus pies y pintura azul el mar, y a continuación añadieron fauna característica del Mar Menor, como un colorido caballito de mar hecho con tapones de plástico, así como doradas hechas con CDs.

Quedó un mural precioso y colorido, como podéis ver! :)

A mitad de camino, descansaron en un albergue, donde les sellaron su carnet de peregrino. Este albergue lo realizaron con papel continuo marrón y cartón.

Después de un tiempo de descanso, se pusieron en marcha hacia los pueblos agrícolas de la zona, en particular, el pueblo de El Mirador, (donde se encuentra el cole), llamado también “La Huerta de Europa” por sus innumerables invernaderos y su gran actividad agrícola.

Recreando este escenario, una de las etapas de su camino fue el huerto del cole, simulando los distintos invernaderos para los cuales utilizaron garrafas de plástico de agua.

Las zonas de paso acabarían en esta etapa, siguiendo el camino hacia la catedral de la ciudad de Murcia, donde acabaron la etapa de peregrinaje del Mar Menor.

¡Pero esto no acaba aquí! Porque sus vecinos del municipio de Santiago de la Ribera también quisieron mostrar la ruta que los peregrinos del CAI Pasito a Paso han realizado por su pueblo con una bonita historia.

Había una vez en un cole de Cativos, unos niños exploradores y con ganas de aventuras que decidieron hacer el Camino de Santiago de la Ribera, para ello su seño les equipó con un gorro de peregrino para el sol y un bordón para poder hacer el camino tan largo que les esperaban.

Salieron muy temprano desde sus aulas y se dirigieron hacia la AGA (Academia General del Aire). Allí pudieron ver muchísimos aviones, pero lo que más les gustó fue ver volar a la Patrulla Águila.

Entusiasmados, continuaron su camino hacia una gran Pinada, “San Blas”. Allí pudieron observar a las ardillas que saltaban  de árbol en árbol   ¡Que graciosas!

Siguieron el camino por todo el paseo de la playa hasta llegar al Embarcadero, donde pudieron observar lo bonito que estaba el Mar Menor, con sus peces, caballitos de mar, cangrejos y berberechos.

¡De pronto!, a lo lejos, pudieron ver una gran vela de un maravilloso barco atracado en el Club Náutico y decidieron ir a visitatarlo. ¡Cuántos barcos!, ¡Qué chulo!

Muy cansados y a punto de terminar su ruta, fueron a visitar al peregrino Santiago y así consiguieron el objetivo de ser un buen peregrino. 

¡BUEN CAMINO PEREGRINO!   

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.